Si no hay reto, no hay vida

Solo dejas de moverte cuando dejas de vivir.

Incluso cuando duermes, te mueves.

El proceso evolutivo del hombre comprende conocer cosas nuevas, aprender, conocer a nuevas personas. Nunca se detiene. Lo único que lo detiene es nuestra falta de voluntad.

Una vez se pierden las ganas de conocer cosas nuevas y de aprender, se acaba entonces, mentalmente, nuestra vida.

Yo soy una de las personas que esta en desacuerdo con las jubilaciones. Hacen sentir a las personas “inservibles”. Como que ya no fueran útiles. Lejos de la idea inicial que era que pudieran descansar, luego de tantos años de trabajo. Resulta ser lo contrario. Es como decirles: “Ya pronto vas a morir, así que no haces falta aquí.”

Tantos años de trabajo, esfuerzo, dedicación, años que se pudo haber estado haciendo otras cosas, tal vez mas interesantes. Y de lo cual no te das cuenta hasta cuando ya es tarde.

Antes al menos las empresas te pagaban una pensión cuando te retiraban. Ahora dependes del seguro social…

Sería ideal que existieran planes post-jubilación, como “asesores de empleados” (coaching) o asesores de empresas en algunos casos. Formar parte de asociaciones civiles que aprovechen todo el conocimiento que recogieron en su vida.

Darles un reto.

Cuando los retos se acaban, y nos consideramos muy viejos para aprender, o viejos para buscar aventuras. ¿Entonces de que sirve vivir?

La vida debe abrirse paso, hasta el día de nuestra muerte no estamos muertos, por lo que podemos ser útiles para algo.

Me encanta cuando hablo con personas mayores, los ves sentados, como esperando algo. Y les hablas y les preguntas cualquier cosa, y siempre tienen un cuento, una historia o una enseñanza. Pero se sientan a esperar a que tu se las pidas.

Si eres joven, acostúmbrate a conseguir retos todo el tiempo, si te cansas de uno, busca otro. Eso si, aprende lo máximo. Prohíbete decir: “No lo puedo hacer, estoy muy viejo para esto”.

Si eres más experimentado en la vida, el consejo es el mismo. Consigue nuevos retos, reta a los más jóvenes. Busca nuevas aventuras. Decídete hacer aquello que alguna vez deseaste y no hiciste, por cualquier motivo.

Citando de nuevo a Robert Baden Powell, fundador del Movimiento Scout Mundial, el decía algo parecido a esto:

Una vez soñé que moría, e iba al cielo. A las puertas San Pedro me recibe, y mientras me revisan si debo o no entrar me pregunta:

– ¿Que te pareció la Muralla China?

– Umm, no se, nunca fui…

– ¿Y las cataratas del Niágara? Dios se dedicó mucho en ellas…

– Ehhhh, tampoco las vi…

– ¿Y la Aurora Boreal, el Amazonas, los Tulipanes en Holanda?

– No, nada de eso.

– ¿Entonces que hiciste en todo el tiempo de vida que te regaló El Señor?

Es una pregunta que todos debemos hacernos. ¿Que hemos hecho en ese tiempo de vida que nos regaló El Señor?

Anuncios

Acerca de JeanD

#Twitter and #LinkedIn Fan, Social Media Marketing expert, Outdoor and Travel enthusiasts, Professional Dog Trainer

Un Comentario

  1. alejandra

    PRACTICAMENTE NADA. HAY QUE DARSE EL PERMISO DE VIVIR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: