Hacer feliz a Dios

En el tema que se titula “Verdadera felicidad, si claro… ¿Pero como?” hablaba sobre la forma de conseguir ser feliz en una relación de pareja. Y esto consiste en que cada uno piense en hacer feliz al otro. Y no, como mucha gente piensa, que el otro te haga feliz. No es lo que te deban hacer, lo que importa, si no lo que tu puedas hacer por el, como diría John F. Kennedy.

Ahora bien, si tengo que, en una relación de pareja, enfocarme en hacer feliz a ella. ¿Que sucede en nuestra relación con Dios?

Esto me viene a la reflexión por que siempre estamos pidiéndole a El por nuestras necesidades, por lo que deseamos y queremos. Vamos a los ritos y lo que hacemos es pedir. Oramos y lo que hacemos es pedir. De vez en cuando damos gracias. Agradecemos por algo que nos ha dado. Y algunos valientes dan gracias por lo que no les han dado.

Pero, si nos vamos a lo escrito anteriormente. Nuestra verdadera misión debería ser hacer feliz al otro. En este caso al Ser Supremo. Y confiar en que el nos va a hacer feliz a nosotros. Y, si estamos en sintonía. Seremos felices.

Por ello muchos santos estaban en pobreza y eran felices. Otros eran reyes y eran felices. Solteros, casados,  sabios o analfabetas. Todos eran felices. Los que no eran felices, era por que sentían que no estaban dando lo suficiente o eran demasiado humildes para aceptar que Dios los había escogido para algo.

Si buscamos la felicidad de Dios, y El busca la nuestra, nuestra relación será perfecta.

Ahora. ¿Como hacer feliz a Dios? Eso depende de cada quién, así como no hay parejas o matrimonios iguales, no hay dos relaciones con Dios iguales. Considero personalmente que siendo fiel a lo que nos ha dicho, a lo que decían los profetas, al mensaje de su hijo. Y finalmente lo heredado de los apóstoles. Siendo fieles a lo que espera sea su reino en la tierra: La civilización del amor.

Un paraíso pensado por Dios para nosotros. Para poder convivir como hermanos. Algo que parece ser imposible ante nuestra pobre naturaleza humana.

Sin embargo, tu preocúpate por hacerlo feliz a El, el sabe que su tarea es hacerte feliz a ti.

No le pidas que te haga feliz, hazlo tu feliz a El.

Anuncios

Acerca de JeanD

#Twitter and #LinkedIn Fan, Social Media Marketing expert, Outdoor and Travel enthusiasts, Professional Dog Trainer

  1. JORGE

    Respeto tu opinion mas sin embargo no coincido con tu forma de pensar, existe una forma definitiba para lograr que nuestro creador sea feliz. Y es esta:

    ¿CÓMO podemos hacer feliz a Dios? ¿Podemos darle alguna cosa?… Jehová dice: ‘A mí me pertenece todo animal salvaje del bosque’ y “la plata es mía, y el oro es mío” (Salmo 24:1; 50:10; Ageo 2:8). Sin embargo, hay algo que sí podemos darle. ¿Qué será?…
    Jehová deja que decidamos por nosotros mismos si le vamos a servir o no. No nos obliga a hacer su voluntad. Vamos a ver si entendemos por qué Dios nos creó con la capacidad de decidir si le serviremos o no.
    Seguramente sabes qué es un robot. Es una máquina diseñada para hacer siempre lo que su fabricante desea. El robot no decide por sí mismo. Jehová podría habernos hecho a todos parecidos a robots para que solo pudiéramos hacer lo que él quisiera. Pero no nos creó así. ¿Sabes por qué?… Hay algunos juguetes que son como robots. Cuando se les aprieta un botón, hacen justo lo que el fabricante quiere que hagan. ¿Has visto juguetes de ese tipo?… La gente suele cansarse de ellos, pues solo hacen aquello para lo que están diseñados o programados. Pues bien, Dios no quiere que lo obedezcamos porque seamos robots programados para servirle. Quiere que le sirvamos porque lo amamos y porque deseamos obedecerlo.
    ¿Cómo crees que se siente nuestro Padre celestial cuando le obedecemos porque así lo deseamos?… Dime algo: ¿les afecta a tus padres tu comportamiento?… La Biblia dice que el hijo sabio ‘regocija a su padre’, pero el hijo tonto “es el desconsuelo de su madre” (Proverbios 10:1). ¿Te has fijado en lo contentos que se ponen tus papás cuando haces lo que te piden?… Pero ¿cómo se sienten cuando los desobedeces?…
    Ahora pensemos en nuestro Padre celestial, Jehová. Él nos dice cómo podemos hacerle feliz. ¿Por qué no buscas Proverbios 27:11 en la Biblia? Allí Dios nos pide: “Sé sabio, hijo mío [o hija mía], y regocija mi corazón, para que pueda responder al que me está desafiando con escarnio”.

    • JeanD

      Agradezco tu comentario, tan solo no estoy de acuerdo con aquello de que no coincides conmigo, si luego de leer tu opinion, siento que estas dando la razon:

      “Sé sabio, hijo mío [o hija mía], y regocija mi corazón, para que pueda responder al que me está desafiando con escarnio”

      Es algo parecido a:

      No le pidas que te haga feliz, hazlo tu feliz a El.

      Graciar por escribir!

  2. josep

    Hola viendolo esto que esta escrito sinceramente me ha llamado muchisímo la atención.A mi personalmente me gusta más el primer parrafo por la sencilla razón que lo he vivido.
    Cuando intentaba hacer feliz a los demás aunque alguien me hiciera putadas(pensaba es buena persona), enserio el cambio fue brutal, despues intente cuidar del medio ambiente buscando el bien para todos y me sentia mejor con las ideas mas claras u todo lo veia más bello, hay veces que me resultaba complicado pero lo podia sacar adelante.
    Es algo increible que me ha pasado,me gustaria que la otra gente lo probara.
    Otra gran cosa que me fue genial es darle a dios las gracias por todos los momentos que habia pasado en el dia.
    un saludo seres humanos

    • Editor

      Hola Josep, gracias por tu comentario.
      Ciertamente no es facil eso de hacer feliz al otro sin pedir nada a cambio, pero es lo ideal.
      Con respecto a lo de dar Gracias a Dios es cierto, hay que hacerlo para ser agradecidos con todas las cosas que nos da todo el tiempo.
      Cuando hablas del medio ambiente, bueno, fijate que Dios nos tiene una mision a todos, y si te trae felicidad, entonces tal vez esa sea la tuya.
      Gracias!

  3. Mari

    Yo estoy de acuerdo con Josep. Es hermoso poder dar amor y compañía a los demás, cuidar de nuestro hermoso ( y a veces terrible) planeta. Tener la palabra justa para alcanzar a alguien y hacerle entender que no está solo. Regalar sonrisas a diestra y siniestra!!! En medio de tanta barbarie e injusticia se necesita que todos seamos más solidarios. En cuanto a Dios? (lo pongo con mayúsculas por respeto a los creyentes) pues eso pasa por cada uno. Yo no creo en él ni en ningún dios, ni en espíritus, ni almas, ni brujos ni nada de eso. No tengo religión. Tampoco reniego de ellas, yo por mi propia experiencia he visto como a mucha gente la idea de la existencia de un ser superior los ayuda a enfrentar las durezas que se presentan en el camino. No creo que la religión sea mala ( aunque sí que detesto el fanatismo). Una reflexión: “Dios” (asumiré su existencia por razón de lo que nos ocupa) nos habría dado libre albedrío quizás, pero libertad no, de ninguna manera. No hay una tercera vía, no hay un tercer camino. O me quieres y te salvas ó me rechazas y te vas al infierno, insisto, no hay una tercera vía. ¿ Qué pasa si yo soy una buena persona pero no creo en él?, Tendría alguna alternativa al infierno eterno?. No, no la tendría. Eso no es libertad.

    • Gracias por tu comentario Mari. Solo el que ha conocido a Dios puede dar fe de su existencia, no es ilusion ni una idea que te ayuda a superar momentos dificiles. Respondiendo a tu pregunta, no, el no creer en Dios no indica necesariamente la condena (infierno como dices). Conocer a Dios y no rechazarlo si, pero si no lo conoces no te condena. No funciona como la ley de los hombres, donde “el incumplimiento de la ley no condiciona su cumplimiento”. Si eres buena persona tienes mas posibilidades de salvarte que el mas creyente de los creyentes. Sin embargo detente a pensar: Cuando a Jesus le llamaron “Maestro Bueno”, el respondiò: “Por que me llamas bueno? Solo Dios es Bueno…” Si Jesus mismo decia que el no era bueno, no creo que nadie pueda considerarse bueno. Saludos y que Dios te bendiga siempre.

      • Mari

        Hola AsesorCanino.com! Qué linda respuesta!. Gracias!. No soy creyente, (ya lo sabes) pero no creo recordar haber escuchado un comentario tan sobrio y educado estando en (lo que cualquiera consideraría) en lados “opuestos”. Y es que, generalmente, cuando uno dice que no comparte una determinada fé se le juzga muy duro (como si fueras un semi-mounstruo inmoral jajaja!! ó algo así). Eres la prueba de que la amabilidad puede más que la fuerza. No sé si algún día estaremos “del mismo lado”, pero aunque no sea así, no cambies nunca. Buena suerte!

      • 🙂 ya estas en mis oraciones.

  4. No le pidas que te haga feliz, hazlo tu feliz a El.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: